t-mec impulsa transporte

T-MEC,VÍA PARA IMPULSAR A TRANSPORTISTAS MEXICANOS

Han pasado tres años desde que México, Estados Unidos y Canadá iniciaron un largo recorrido en la ruta de las negociaciones para dar vida al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual sustituyó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) después de haber estado 26 años en operación.

En ese camino, autoridades de los tres países delinearon una serie de acuerdos para la comercialización de bienes y servicios en la región, donde el autotransporte fue pieza clave para la determinación de los beneficios, retos y obligaciones del sector en el cruce transfronterizo de mercancías.

Tras la entrada en vigor del T-MEC el pasado 1 de julio de 2020, hay retos y acuerdos que asumir para procurar un balance que beneficie a las tres naciones involucradas en el reciente acuerdo comercial.

“Ya lo tenemos aquí (el T-MEC), ¿y que nos toca a nosotros entonces?, nos toca entenderlo, conocerlo y saberlo utilizar porque lo que menos nos conviene y lo que menos ayuda a la industria en todos los ámbitos es quejarse”, comentó Francisco Kim, vicepresidente del Consejo Administrativo de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP).

Durante un webinar organizado por la ANTP, el también responsable de compras e importaciones de Fábrica de Jabón La Corona explicó que en la balanza comercial entre Estados Unidos y México, las importaciones que ha tenido México del país vecino del norte se han reducido de manera significativa, por lo que consideró como positivo el flujo de mercancía que ha habido entre ambos países con el TLCAN.

“México se ha mantenido en 80% (del intercambio comercial) en las exportaciones, mientras que las importaciones han pasado de 69% a 45% (1994-2020), se ha reducido mucho la exportación de Estados Unidos”, detalló en ese sentido Francisco Kim.

TLCAN vs. T-MEC

Para Guillermo Malpica Soto, especialista en comercio internacional, para poder utilizar el T-MEC primero es necesario entenderlo. En ese sentido, destacó que el TLCAN tenía 22 capítulos, mientras que el T-MEC tiene 34. “De entrada ahí hay capítulos nuevos y capítulos modernizados sustancialmente como el de telecomunicaciones, inversión y el de comercio transfronterizo de servicios”, explicó.

El también director ejecutivo del Capítulo Monterrey en la American Chamber of Commerce, precisó que el tema de transporte está englobado en el capítulo general de comercio de servicios y que el cross border se inserta en el capítulo de comercio transfronterizo de servicios.

“Los compromisos específicos de los países que están en esos anexos para servicios, también son los mismos anexos para inversión, esto porque una manera de prestar un servicio a nivel internacional es precisamente desplazándose como empresa al país destino y estableciéndose con una inversión, es una manera de prestar un servicio a través de una inversión”, comentó al respecto.

Por lo anterior el T-MEC concentra los principios sobre el transporte transfronterizo en los Anexos I y II, mientras que el TLCAN distribuía las obligaciones de los tres países en 4 anexos.

Detalló que el Anexo I “es una foto de la regulación de los países a la entrada en vigor del tratado, se dice lo que no se puede hacer por extranjeros en términos de servicios o de inversión. Y el Anexo II es el equivalente en bienes a las exclusiones, aquellos bienes que no entran en la desgravación arancelaria porque son muy sensibles o porque no hay suficiente regulación para ellas o son muy nuevas”, dijo.

Agregó que ambos anexos se regulan por los principios de Standstill y Ratchet, que se refieren a las obligaciones de México, Estados Unidos y Canadá antes y después del establecimiento de cualquier tratado comercial.

“Durante el TLCAN se abrió por parte de México la operación de mensajería y paquetería para extranjeros. Esa apertura fue negociada a la entrada en vigor del TLCAN, por lo tanto se capturó en el Anexo I del TLCAN y ya está cubierta por los principios Standstill y Ratchet, ya no se puede echar reversa”, recordó.

Cobertura especial: TIENE TRANSPORTE DE CARGA UNA VIGOROSA RECUPERACIÓN

Guillermo Malpica destacó que algunos de los cambios sustanciales del reciente acuerdo comercial respecto a servicios e inversión se instalan en la Reserva 1-12 de Estados Unidos.

En cuanto a inversión, la Reserva indica que las empresas que realicen cabotaje están sujetas a reciprocidad. Esto significa que “como en México no se permite el cabotaje, tampoco en Estados Unidos se permite el cabotaje, entonces no hay cabotaje”, dijo Malpica Soto.

En temas de servicio, la Reserva señala que el cabotaje de carga o pasajeros es sólo para personas de Estados Unidos, en camiones de Estados Unidos e importados por el mismo país.

En ese sentido, el especialista en comercio internacional aclaró que lo anterior también está sujeto a las leyes del país vecino del norte, por lo que el transporte transfronterizo de carga y de pasajeros está condicionado a un permiso del Departamento de Transporte de Estados Unidos, (DOT, por sus siglas en inglés).

«TLCAN había una moratoria al transporte transfronterizo de México hacia Estados Unidos, había de Estados Unidos para Canadá y después se dejó solamente para México y con la promesa de que en el día 1 del TLCAN iba a empezar una apertura gradual, primero a los estados fronterizos y después a los estados de Estados Unidos y no se cumplió», recordó.

Eso significa que ahora con el T-MEC los transportistas mexicanos pueden tener licencias del DOT para hacer el servicio transfronterizo de carga de largo recorrido fuera de un programa demostrativo como el que se impuso con el TLCAN, por lo que ya es permanente y no de carácter temporal como antes.

En esa ruta, Guillermo Malpica agregó que los 3 grandes beneficios de la negociación en materia de transporte son proveer certidumbre, preservar la integración de América del Norte y garantizar el acceso a los mercados.

“Queríamos modernizar el acuerdo después de 26 años, era un acuerdo obsoleto en muchas de sus disposiciones, modernizamos algunos capítulos y creamos algunos capítulos nuevos y proporcionamos certidumbre”, enfatizó el director ejecutivo del Capítulo Monterrey en la American Chamber of Commerce.

Con información de

T21.

Leave a reply