Siete tendencias actuales en la logística mundial

La nueva revolución tecnológica está abriendo las puertas a mejores oportunidades a la logística y el desarrollo del comercio electrónico. Migrar a las TIC’s, o Tecnologías de la Información, brinda más beneficios que problemas, pues nos permite explorar nuevos procesos que hacen cada vez más eficientes a las empresas.

Para el correcto funcionamiento de cada aspecto de la empresa, es necesario tener procedimientos claros y a la vanguardia; los clientes también influyen pues cada día son más exigentes en cuanto a velocidad, precisión y personalización, y es por eso por lo que las compañías deben enfocarse en incorporar las tecnologías adecuadas para impulsar sus procesos.

La digitalización, también da lugar a cadenas de suministro inteligentes y a la oportunidad de nuevos mercados innovadores. “La mayoría de las empresas suele tener una buena capacidad logística, pero el aumento de ventas en el comercio electrónico la ha superado, provocando que las empresas tengan que migrar de procesos y no siempre es sencillo”, explica Larry Lambert, Senior Manager del Programa de Marketing LATAM de Manhattan Associates.

Aunque no es una transición económica, puede ayudar a darle un valor agregado a la empresa y diferenciarse en temas de rendimiento, eficiencia e innovación. “Las inversiones de este tipo deben ir incrementando, enfocarse al manejo óptimo de unidades a nivel almacén y distribución y olvidarse, de una vez por todas, de los modelos tradicionales, que ya no son funcionales”, comenta Rivero. Durante este año las tendencias en logística que marcarán un hito en la logística son:

Automatización y almacenes robotizados
Los almacenes robotizados ya son una realidad en varias empresas. Aunque se piensa que es un pretexto para reducir la plantilla laboral, en realidad la automatización beneficia a los empleados pues ayuda a reducir los errores y la tasa de accidentes laborales; además, con la automatización se espera mejorar la precisión, eficiencia, disminuir costos, optimizar espacios y entregas.

Logística verde
Una logística ecológicamente responsable se preocupa por implementar iniciativas como: mensajería por medio de bicicletas, vehículos ecológicos o autónomos; mini almacenes donde se deposita toda la mercancía que va a un área determinada, aprovechar en la ruta de vuelta de una entrega el espacio de carga para que no vuelva vacía.

Big Data
Existe una gran cantidad de datos con valor que se generan durante la cadena de suministro que son capaces de mejorar la eficiencia de las operaciones, disminuir riesgos y optimizar el tiempo en rutas de distribución. Permite además controlar los activos de la empresa, segmentar según necesidades e intereses de la demanda.

Inteligencia artificial
La inteligencia artificial llega para mejorar el trabajo humano; su presencia se traduce en procesos más eficientes y con menos margen de error. Su uso en la logística está enfocado a: la predicción de tendencias de consumo de acuerdo con datos de navegación de consumidores; optimización del transporte, como mapeo de rutas más eficientes; chatbots inteligentes o robots que brindan una experiencia personalizada a cada cliente; entre otras.

Internet de las cosas
Se trata de una tecnología en la que todos los objetos electrónicos están conectados entre sí, compartiendo información. En cuanto a la logística, está relacionado con la eficiencia y automatización de procesos dentro de la cadena de suministro, como en los localizadores de vehículos de entrega. Otro ejemplo, los empaques, que también estarán ligados a la experiencia de compra y cuentan con una función más allá de envolver; elementos como texturas o efectos sensoriales de cualquier tipo, se implementarán cada vez más en los empaques.

Sistemas Warehouse Management System
Los Sistemas de Gestión de Almacenes ayudan a gestionar los recursos empresariales, las cadenas de suministro, rutas y envíos, control de almacenes, etc.; en general, las empresas logran una mejor visibilidad de sus empleados, gerentes, directores y requerimientos logísticos.

Servicio a clientes y Last Mile
Hoy en día, los consumidores quieren que todo sea más rápido, accesible, y eficiente. El Last Mile o la Última Milla es la última fase de la distribución, porque es cuando se entrega el pedido al cliente final y esta es también la fase más cara de toda la operación, es una tendencia que surge del comercio electrónico, donde el consumidor exige flexibilidad total en el reparto, lo cual provocará: aumento de proveedores especializados o taquillas inteligentes “Click and Collect” para que el usuario recoja su paquete y se evite la tasa de ausencia y pueda devolver su pedido.

Fuente: Transporte MX|21 de julio, 2018|7 Tendencias actuales en la logística mundial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *